¿Qué responsabilidad le cabe a Peñalosa en el desastre con las basuras?

¿Qué responsabilidad le cabe a Enrique Peñalosa en el reciente desastre con las basuras? ¿Esta calamitosa situación era inevitable o una buena gestión podía prevenirla? Aquí el resultado de la investigación que hicimos con mi equipo. Les ofrecemos argumentos y evidencias rigurosas. Juzguen ustedes.

 Imagen foto_00000001

 Luego de que Aguas de Bogotá quedara por fuera de la licitación del esquema de aseo que hizo la UAESP, los trabajadores de la empresa entraron en paro. Este cese de actividades no fue la única causa del desastre de basuras. Fue el detonante de un problema en la gestión del aseo en Bogotá, que viene del gobierno de Gustavo Petro, pero cuyas consecuencias más dañinas no corrigió a tiempo la administración de Enrique Peñalosa.

Tres elementos advertían el desbarajuste en la recolección de basuras en Bogotá:

 

Alrededor de la mitad de la flota de vehículos de Aguas de Bogotá no podía operar porque estaba en mal estado, una situación heredada de la alcaldía de Petro que se agravó con actos de sabotaje.
La administración distrital no se preparó adecuadamente para que Aguas de Bogotá participara en la licitación, y por tal razón la empresa contó con muy poco tiempo para elaborar su oferta.
Los pliegos de la licitación no definieron condiciones para proteger los empleos de los 3.700 trabajadores de Aguas de Bogotá.

 

Vamos a ver en detalle cada uno de estos elementos.
1. El 44,5% de la flota de Aguas de Bogotá, 153 de 276 vehículos, no operaba por problemas mecánicos

 

La flota con la que Aguas de Bogotá ha venido operando es de 276 vehículos, unos camiones de marca Daewoo que fueron importados desde Corea del Sur. Desde el inicio de la operación de Aguas de Bogotá, en diciembre de 2012, la administración de Gustavo Petro tuvo problemas con los vehículos encargados de recoger las basuras. Los bogotanos aún tenemos en la memoria las demoras para la importación de unos camiones de segunda que venían de Miami y que tuvieron que pasar varios días en Cartagena, en donde fueron desinfectados; durante esos días, unas volquetas fueron las encargadas de recoger la basura en Bogotá. De esa manera, una buena idea – terminar con el oligopolio de las basuras en la ciudad – fracasó por no tener la logística que necesitaba.

 

Imagen foto_00000017
La primera crisis se desató en Bogotá en diciembre de 2012. Pero otra vez tenemos volquetas recogiendo basuras. Fuente: El Tiempo.

 

Estos vehículos no contaban con un taller en el país que permitiese hacer mantenimientos correctivos y preventivos, pues su casa matriz había cerrado su operación más de diez años antes del cambio en la prestación del servicio público de aseo que hizo la administración Petro. Así lo confirmó el presidente de Asopartes, Tulio Zuluaga, en Noticias Uno, en marzo de 2014.

 

Por esa razón, el mal estado de la flota de camiones se volvió un problema endémico para Aguas de Bogotá. Durante los dos últimos años, los problemas mecánicos de los camiones impidieron la operación de cerca de la mitad de la flota. A continuación mostraré varios documentos en los que se muestra la negligencia de la administración para solucionar esta situación:

 

En un documento radicado en el concejo el 13 de diciembre de 2016 a las 4:40 pm, Aguas de Bogotá le reportó al concejo que 122 de sus 276 vehículos no estaban operativos. Es decir, el 44,2% de la flota no estaba en funcionamiento. Aquí pueden ver el anexo en excel que envió la empresa, en donde detalla el estado de su parque automotor.
El 26 de septiembre de 2017 a las 5:06 pm – es decir, cuatro meses antes de que se desatara la crisis – el Acueducto entregó otra respuesta a un cuestionario del concejo. Allí encontramos la siguiente información: para cubrir su operación en doce localidades, Aguas de Bogotá necesitaba en condiciones normales de 159 vehículos. Sin embargo, en ese momento sólo tenían 153 vehículos operando, de los 276 que tenía la empresa. En otras palabras, el 44,5% de la flota no estaba funcionando.

 

Imagen foto_00000019Imagen foto_00000018

 

Como resultado de la crisis, la procuraduría le exigió al distrito que explicara cuál había sido su plan de contingencia luego del paro de los trabajadores de Aguas de Bogotá. En su respuesta, el 6 de febrero de 2018, la administración reportó que 29 camiones habían sufrido daños – llantas pinchadas, sobre todo. Aquí pueden ver el documento completo de la respuesta de la administración a la procuraduría.

 

http://www.juancarlosflorez.com/wp-content/uploads/2018/02/Radicado-No.-015631-procuraduria-Rta-informe-de-atencion-a-emergencia-Decreto-069-de-2018-1.pdf

 

En otras palabras, el 19% de la flota operativa de la empresa se vio afectada y el sabotaje fue un factor que influyó en la crisis, pero desde antes la empresa trabajaba con un número de camiones que la ponían al límite del riesgo.
Aguas de Bogotá estaba operando sin margen para el error al menos desde mayo de 2015, según un informe y denuncias publicadas por el Tiempo el 28 de mayo de 2015. Prácticamente la mitad de su flota permanecía sin operar por problemas mecánicos y falta de mantenimiento.

 

¿Qué hizo la actual administración para solucionar el problema heredado de la alcaldía Petro? En una respuesta remitida al concejo el 26 de septiembre de 2017, encontramos un diagnóstico de la flota que llevó a cabo el Acueducto, en el que se indicaba:

 

Imagen foto_00000020


Respuesta a proposición 451 de 2017, 26 de septiembre de 2017.

 

A pesar de que estos hallazgos ya eran conocidos por la opinión pública, no hubo acciones concretas para mejorar la logística de la recolección de basuras por parte de Aguas de Bogotá.
2. A Aguas de Bogotá se le ocurrió muy tarde participar en la licitación

 

El 24 de agosto de 2017, el tribunal administrativo de Cundinamarca emitió un fallo que impidió que la empresa de acueducto participara en la licitación de aseo. Esta decisión se dio después de que, en diciembre de 2012, el alcalde Petro (como cabeza de la junta directiva del Acueducto) tomó la decisión de cambiar las funciones de la empresa. El tribunal consideró que la junta directiva del Acueducto no era competente para hacer este cambio, por lo que declaró su nulidad parcial. La nulidad fue parcial porque el tribunal sólo anuló las funciones del Acueducto relacionadas con el servicio de aseo, y dejó intacto el resto de su objeto social.

 

Actualmente, el expediente del proceso se encuentra en el Consejo de Estado que está revisando una tutela contra la providencia judicial que emitió el tribunal. La tutela fue instaurada por la representante legal del sindicato Sintranal.

 

El Acueducto se estaba preparando para participar en la licitación de aseo desde diciembre de 2016, antes de conocer el fallo del tribunal administrativo. Las intenciones de la empresa de acueducto las afirmó su gerente de ese momento, Germán González, en una entrevista al diario el Tiempo, el 25 de diciembre de 2016. Como pueden leer en la entrevista, el Acueducto sí se iba a presentar para proteger los 230.000 millones de pesos que la empresa ha invertido en el servicio de aseo y, de esa forma, evitar un posible detrimento patrimonial. Así lo afirmó González en el concejo, el 22 de marzo de 2017.

 

Sin embargo, la administración no hizo la tarea a tiempo y sus acciones no fueron eficaces. La empresa de acueducto fue notificada del fallo del tribunal administrativo el 28 de septiembre, pero sólo hasta el 11 de diciembre la junta directiva de Aguas de Bogotá tomó la decisión de participar en la licitación. Así lo pudo confirmar la Silla Vacía con un derecho de petición que le envió a Aguas de Bogotá:
Fuente: la Silla Vacía.

 

La licitación del esquema de aseo estuvo abierta entre el 4 de octubre y el 18 de diciembre. Por esa razón, la respuesta enviada a la Silla confirma que, luego de tomar la decisión de participar en la licitación, Aguas de Bogotá sólo tuvo una semana para hacer todos los trámites necesarios para elaborar su propuesta.

 

Además, la administración no exploró otra opción: el alcalde Peñalosa estaba en la capacidad de presentar un proyecto de acuerdo para reformar las funciones de la empresa de acueducto desde que ésta fue notificada del fallo. Si Peñalosa hubiera tenido la seria intención de revitalizar Aguas de Bogotá, tenía los votos suficientes en el concejo, pues esta corporación le ha aprobado más del 90% de las iniciativas que el alcalde le ha presentado.
3. La licitación de aseo no garantizó el derecho al trabajo de los empleados de Aguas de Bogotá

 

Revisamos el acuerdo de formalización laboral firmado entre Aguas de Bogotá, la empresa de Acueducto y el Ministerio de Trabajo, 13 de diciembre de 2013. El primer punto del acuerdo dice:

 

"De otro lado, la empresa de acueducto, alcantarillado y aseo de Bogotá E.S.P. se compromete a exigir al nuevo contratista, si es del caso, y en virtud de las especiales condiciones de vulnerabilidad de estos trabajadores, a que su vínculo laboral se mantenga y se continúe con la relación laboral a través del nuevo contratista o con la persona jurídica que la empresa de acueducto, alcantarillado y aseo de Bogotá E.S.P. designe."

 

Este acuerdo ofrecía unas garantías que, según el gerente de Aguas de Bogotá, Juan Manuel García, protegía a los trabajadores de la empresa en caso de que ésta dejara de prestar el servicio de aseo. La postura del gerente de la empresa quedó registrada en una respuesta al concejo, el 13 de octubre de 2016:

 

Por esa razón, los trabajadores de la empresa tenían una expectativa legítima de conservar sus empleos, incluso si la empresa se liquidaba. Además, vale la pena explicar cuáles son las "condiciones de vulnerabilidad" a las que se refiere el acuerdo. Según el acuerdo de formalización laboral, firmado el 13 de diciembre de 2013, era de crucial importancia proteger los derechos laborales de los trabajadores de Aguas de Bogotá, pues:

 

El 10% de ellos había sido desplazado por razón del conflicto.
El 4% son reinsertados de grupos armados al margen de la ley.
El 16% son madres cabeza de familia.
El 8% son afrodescendientes.
El 15% son ciudadanos recuperados (antiguos habitantes de calle).
El 30% habita en estrato 1 (o menos, según el acuerdo).
El 45% habita en estrato 2.

 

Ante ese panorama, no se puede explicar por qué los pliegos de condiciones de la licitación del esquema de aseo no incluyeron ninguna cláusula para proteger a dichos trabajadores en caso que Aguas de Bogotá no participase o no fuese escogida como uno de los concesionarios de aseo.

 

Tampoco queda claro por qué, el 11 de diciembre de 2017, Aguas de Bogotá dio un viraje en su posición frente a la situación de los trabajadores de la empresa. Para ese momento, la empresa afirmó que la estabilidad laboral de los trabajadores dependía del resultado de su participación en la licitación que abrió la UAESP para adjudicar las áreas de servicio exclusivo de aseo en Bogotá:

 

La administración, a través de la Uaesp, pudo haber incluido una salvaguarda en la licitación que respetara el acuerdo de formalización laboral firmado en 2013, que representaba la oportunidad de acceso a un trabajo digno para 3.700 trabajadores.

 

¿Qué ha hecho la administración para solucionar esta situación? La directora de la Uaesp afirmó en twitter que habían logrado que los nuevos concesionarios de aseo contrataran a "algunos" trabajadores de Aguas de Bogotá. Así lo afirmó en Canal Capital ayer, 13 de febrero.

 

Mientras tanto, ese mismo día, les entregaron las cartas de terminación del contrato y las liquidaciones a los empleados. Se las entregaron en la puerta de Aguas de Bogotá e impidieron su ingreso a la empresa.
4. La tapa de este desastre es un posible detrimento patrimonial de hasta 100 mil millones de pesos

 

Además de los de tres elementos centrales para este debate – las condiciones de la flota de vehículos de Aguas de Bogotá, la preparación de la empresa para la licitación y las condiciones de los trabajadores – hay un cuarto elemento que no se puede desatender: la desaparición de la empresa representaría un detrimento patrimonial para el distrito.

 

Así lo consideró también Eva María Uribe, quien fuera gerente del acueducto entre enero y abril de 2016, ex superintendente de servicios públicos en el gobierno Uribe y, actualmente, candidata al senado por el centro democrático.

 

Uribe, que pertenece a un partido que hace parte de la coalición de gobierno en Bogotá y que fue la primera gerente del Acueducto de Peñalosa, calcula que este detrimento oscila entre 60 mil y 100 mil millones de pesos.
5. ¿Qué va a pasar con Aguas de Bogotá?

 

Proteger a Aguas de Bogotá es proteger los recursos públicos. El ex gerente del Acueducto, Germán González, calculó que los recursos que se habían destinado a la operación de Aguas de Bogotá ascendieron a 230.000 millones de pesos. Esta inversión en equipos e infraestructura y, sobre todo, la vinculación formal de los trabajadores de la empresa, son activos de la ciudad que están en riesgo de perderse tanto por la mala gestión de Petro, como por la falta de preparación de Aguas de Bogotá para presentarse a la licitación de aseo, resultado del letargo de la administración Peñalosa.

 

Por esa razón, el alcalde debe responderle a la ciudadanía: ¿por qué no previó la administración una emergencia sanitaria de la escala que vivió la ciudad? ¿Por qué la licitación de aseo no se encargó de asegurar la vinculación de los trabajadores de Aguas de Bogotá a los nuevos concesionarios? ¿Con qué acciones de buena gestión va a garantizar que no sean corroídas por el detrimento patrimonial las grandes inversiones de Aguas de Bogotá? Esas inversiones las hemos pagado todos los bogotanos con la tarifa de aseo. ¿Del bolsillo de quién van a salir los grandes costos de este desbarajuste?

 

 

¿Qué es el Concejo?

¿Qué es el Concejo?

Plan Anticorrupción

Plan Anticorrupción

Gestion Pública Transparente

Gestion Pública Transparente

El Concejo en imágenes

El Concejo en imágenes

Convocatorias

Convocatorias

Periódico Digital

Periódico Digital

Rendición de Cuentas

Rendición de Cuentas

Informes de Gestión

Informes de Gestión

Defensor al ciudadano

Defensor al ciudadano

Intranet

Intranet

Sindicatos

Sindicatos

Secop

Secop

El Concejo de Bogotá en TV

El Concejo de Bogotá en TV

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Youtube Concejo de Bogotá Sesiones

Bancadas Informales

Bancadas Informales

Directorio Telefónico

Directorio Telefónico